Neuromodulación Percutánea

¿Qué es la Neuromodulación?

El sistema nervioso que controla todas las funciones de nuestro cuerpo, está formado por unas células llamadas neuronas, que están conectadas unas con otras para intercambiar mensajes en forma de impulsos nerviosos desde la periferia al cerebro y viceversa. La normal expresión de vida y bienestar en el ser humano depende del número y del buen funcionamiento de tales conexiones.

Los músculos, tendones, ligamentos, huesos y vísceras, necesitan del sistema nervioso para controlar su función. Cuando se produce un desequilibrio en el sistema nervioso, se afecta la comunicación entre todas las estructuras. La primera herramienta que tiene el cuerpo para contrarrestar este desequilibrio es la ADAPTACION, es decir, el cuerpo fuerza a otras estructuras a trabajar de manera excesiva y de esta manera pone un “parche” al problema. No obstante dicho parche es temporal, y las estructuras que en su momento se vieron obligadas a trabajar más, generan problemas aparentemente ajenos al problema inicial.

El sistema nervioso funciona por bioelectricidad (energía eléctrica por medio de reacciones bioquímicas), y tal como hemos comentado al principio esta energía es capaz de fluir en dos sentidos (cerebro>periferia>cerebro). Teniendo en cuenta esto se han basados algunos métodos de electroestimulación, con el fin de aliviar sintomatologías dolorosas.

La NEUROMODULACION es una técnica relativamente nueva y pionera en España, con la cual los fisioterapeutas somos capaces de intervenir en el funcionamiento del sistema nervioso, tanto periférico como central. Con un profundo conocimiento de la anatomía humana, con la ayuda de la ecografía y una buena destreza en el uso de agujas, se puede tratar prácticamente cualquier patología musculo esquelética.

La técnica es completamente indolora, rápida y no tiene efectos secundarios. Consiste en la inserción de agujas en zonas específicas del cuerpo (tronco y extremidades), siguiendo trayectos nerviosos, aplicando una corriente eléctrica de baja frecuencia e intensidad tolerable. En un elevado porcentaje de los casos los pacientes experimentan una mejoría notoria de manera inmediata.